38 japoneses de JICA ingresaron al país después de que Guatemala tomara medidas por el coronavirus.


Personal de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) solicitó ayuda al gobierno mexicano para regresar a su país.

38 japoneses de esta agrupación ingresaron al país después de que Guatemala tomara medidas por el coronavirus.

Se encontraban en Guatemala, cuando ese país decidió cerrar sus fronteras. Imposibilitados para regresar por ese país a Japón por la pandemia del COVID-19, ingresaron a territorio mexicano para pedir ayuda.

En el oficio número CTC/00753/2020 emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y dirigido al comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yañez, se explica que los 38 extranjeros pernoctaran en Tapachula, posteriormente viajarán a la Ciudad de México, y luego a su país.

Los japoneses son voluntarios de ese país que se encontraban realizando en Guatemala proyectos de cooperación internacional cuando se decretó el cierre de las fronteras y la suspensión de vuelos internacionales.

De acuerdo con lo que plantearon a las autoridades migratorias mexicanas, tuvieron que viajar vía terrestre hasta la frontera con México, y en el puente de Tecún Umán, la Policía Nacional Guatemalteca le dio salida y los canalizó al personal del INM.

Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez, titular de la dirección general de Cooperación Técnica y Científica de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), explicó que los extranjeros viajarán este día a la Ciudad de México.

Añadió que “esta disposición emergente es producto de las decisiones que asume el gobierno japonés como parte de las medidas de protección a sus connacionales que realizan labores de cooperación internacional en los países con los que Japón mantiene acuerdos de cooperación técnica en vigor”.

Al entrar a México, autoridades sanitarias realizaron una valoración de su estado de salud.



  
23.Mar.2020